siteground

Hoy os comentaré mi peregrinaje en el mundo de los hosting y cómo acabé en SiteGround. Nuestro pilar base para dar servicio a nuestros clientes.

Todo empezó en 2018. Reset-SI ya había horneado su primera web y todo apuntaba que tras esta iban a venir más. La cosa es que nos enteramos que había una empresa denominada Comvive en el Aljarafe sevillano. Como buen amante de la tierra contratamos sus servicios. Era una maravilla: panel de navegación sencillo, gestión de correo cómoda y liviana, gestión de tickets correcta. Cumplía nuestras necesidades básicas.

servidores

A los pocos meses nos enteramos por medio de un cliente que otra empresa andaluza con residencia en Almería, estaba ofreciendo planes de hosting muy buenos. Profesionalhosting se llaman. Posee un panel completo, altas prestaciones y una atención al cliente brillante. Del tirón compramos un paquete para trastearlo con una web.

El tiempo pasó más rápido de lo esperado y a la par nuestras exigencias fueron evolucionando. La empresa convive se quedaba corta en servicios que íbamos necesitando y lamentándolo mucho decidimos prescindir de sus servicios.

Porfesionalhosting nos estaba dando resultado, pero su panel Plesk era confuso a veces. Su atención al cliente era correcta, pero necesitábamos más control y menos intermediarios.

Un día, mi compañero Carlos fué a una WordCamp en Sevilla, yo me quedé en la cueva protegiendo el nido. A su vuelta trajo miles de pegatinas, folletos y demás parafernalia comercial de una empresa llamada SiteGround. Empresa europea de hosting afincada en Holanda. Como mi compañero y yo teníamos muy buenos recuerdo de Holanda, algunos más borrosos que otros, decidimos darles una oportunidad.

wordpress

Empezamos en SiteGround con un paquete básico. Muy económico y que nos permitía conocer sus herramientas y su forma de trabajar. Metimos una web y a trastear: panel de control cpanel, con buscador de herramientas e integrado con los cms más usados, SSL gratuito en un solo click, control de correos completa y práctica. Pero lo que me enamoró fue su asistencia online, sí, ONLINE. Nada de enviar un ticket/email y esperar a que te contesten pulsando como un mono «F5» para ver si algún técnico ha leído/contestado al ticket. Escribes tu problema y pides chatear con una persona real de la empresa que te ayude con tu problema. Y os digo que el 90% te lo solucionan en el chat, el 10% me han remitido ellos automáticamente a un técnico.

Ya llevamos más de un año trabajando con SiteGround y no tengo pegas. Tal vez algunos piensen que sus precios son más altos que la competencia, pero la calidad hay que pagarla. Siempre que traemos un cliente a nuestro servidores contratados con SiteGround nos dicen lo mismo: «¡Va muy rápida la web!». Con esa frase ya merece la pena pagar un poquito más.

Aquí abajo os dejo su enlace a la web (click en la imagen) y si no os queréis complicar la vida podéis contratar nuestro servicio de hosting y ser otro cliente nuestro que nos dice «¡Va muy rápida la web¡».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *